Lo que hacemos.

LA IDEA es poner en contacto colaboraciones con necesidades.

 

A veces tenemos algo de lo que no nos importaría, incluso querríamos, desprendernos y no sabemos exactamente donde podrían necesitarlo. Además todos o muchos de nosotros nos sentimos, ante el dolor y la injusticia que vemos a nuestro alrededor, deseosos de hacer algo, necesitados de colaborar (con nuestro tiempo, dinero o esfuerzo) en la construcción de un mundo mejor y, otra vez, no sabemos exactamente cómo hacerlo. Por otro lado hay muchísimas entidades necesitadas (sin ayuda, o con ayuda insuficiente de los “organismos oficiales”) a las que les vendría muy bien que les echáramos una  mano, por no hablar de las personas enfermas o solas que sólo necesitarían un rato de compañía o un pequeño regalo para ser un poquito más feliz.

 

 

De ahí nuestra idea de poner en marcha una página Web para:

 

A) Tener un sitio donde poder informar de cualquier cosa que se necesite (desde un frigorífico hasta un cuadro, desde una cama hasta unas cortinas, desde un puesto de trabajo hasta un ayudante para unas horas concretas…) y donde poder ofrecer cualquier ayuda con la que podamos colaborar.

 

B) Recoger las SOBRAS DE LOS BANQUETES. Me explico: si tenemos una boda, una primera comunión, una cena de trabajo o cualquier otra celebración, pedir al contratarlo, que nos dejen quedarnos con las sobras (tenemos derecho ya que estamos pagando y desgraciadamente estas sobras, en la mayoría de los casos, van directas a la basura). Nos comprometemos a estar allí al final de la celebración con un equipo de voluntarios,  con cajas y papel de plata (yo ya lo he hecho en algunas celebraciones y no es difícil de hacer), y un coche para trasladarlo en el mismo día al sitio donde sea más necesario o que designe el “donante”.

 

No tengo que deciros lo que representaría esa comida, tan exquisita y bien preparada, en los sitios donde faltan alimentos (comedores gratuitos, asilos, orfelinatos…) y donde los niños, ancianos y sin-hogar no tienen ninguna oportunidad de comer esas golosinas.

 

 

C) Formar un equipo de VOLUNTARIOS que trabajarían en tres sentidos:

 

     1. - Voluntarios con coche (a los que se les avisaría si en algún momento hay que
           trasladar comida, u otra carga que no pese mucho).

 

         
     2. - Voluntarios esporádicos que se ofrecen para trabajar en momentos puntuales donde se necesiten manos para recoger y “empaquetar” las sobras de algún banquete o, por ejemplo, lavar y preparar un cargamento de peluches o juguetes que nos hayan dado.


   Estos voluntarios “esporádicos”  podrían hacerlo también en la cocina del Pumarejo o de Absesupro, o donando un rato de su tiempo, aunque sólo sea un día, para  acompañar o sacar a pasear a una persona solitaria o enferma.

 


      3. - Voluntarios fijos, que quieren trabajar durante una temporada en alguna de las obras con las que colaboramos y se comprometen a hacerlo de manera regular un día, o unas horas, a la semana o cada quincena.

 

Por último deciros que cualquiera de nosotros podría comentar cualquier necesidad de la que nos enteremos, y encontrar sitios para  colaborar con nuestro tiempo, si sentimos que podemos y queremos hacerlo.

 

Creo que con muy poco trabajo por parte de todos podríamos ayudar a mucha gente y os invito a que colaboréis en esta Acción Luminosa...